10/12/2019: Últimos coletazos para ahorrar impuestos en nuestra próxima Declaración de la Renta – parte 3 y final

Y unas últimas sugerencias para aliviar nuestra Declaración del IRPF de 2019, de cara a la próxima campaña.

  • No transmitir la vivienda habitual (en la que haya residido al menos 3 años) si falta poco para cumplir los 65 años. A partir de esa edad, la transmisión estará exenta de IRPF, incluso si se transmite sólo la nuda propiedad y se reserva el usufructo.
  • Amortizar más cantidad del préstamo de la vivienda habitual, si fue adquirida antes del 1 de enero de 2013, y hasta un tope de 9.040 euros por declaración.
  • Hacer frente a los gastos del inmueble alquilado, de modo que se pueda deducir de la renta cobrada: IBI, seguros, comunidad, amortización, gastos de reparación y conservación, intereses de préstamos, etc. En el caso de impagos del inquilino, reclamar para poder descontar los gastos de dudoso cobro, ya sea que el deudor esté declarado en concurso de acreedores, o incluso si han pasado más de 6 meses desde la primera gestión de cobro de cada mensualidad.
  • Aportar a un buen Plan de Pensiones, aunque la aportación no puede ser superior a 8.000 euros, o bien al 30% de los rendimientos netos de trabajo y actividades económicas. También se puede aportar hasta 2.500 euros en un plan para su cónyuge si este no trabaja ni ingresa más de 8.000 euros.
  • Recuperar antes de que acabe el año 2019 el plan de pensiones en forma de capital (en un solo pago), aprovechando el régimen transitorio establecido para aquellas aportaciones efectuadas antes del 1 de enero de 2007, pudiéndose reducir el 40% de los derechos consolidados. El plazo para aplicar esta reducción dependerá de la fecha y los casos en que se produzca la jubilación o la contingencia que permita el cobro al contribuyente.
  • Retrasar, fraccionar o repartir en varios años la venta de bienes, acciones, fondos, etc. u otros productos financieros para no obtener más de 6.000 euros de ganancias patrimoniales o rendimientos de la base del ahorro.  A los primeros 6.000 euros se les aplica un tipo del 19%, pero si excede de esa cantidad se podría llegar a aplicar un tipo más alto (del 21% entre 6.000,01 y 50.000 €, y del 23% de 50.000,01 en adelante).
  • Transmitir bienes para compensar ganancias y pérdidas patrimoniales, e incluso revisar las pérdidas obtenidas en ejercicios anteriores, ya que se pueden compensar con las ganancias de los cuatro años siguientes a que se produzcan esas minusvalías.

En definitiva, durante estos últimos días hemos detallado algunas de las decisiones que se pueden tomar hasta el 31 de diciembre, y esperamos que hayan sido útiles para su planificación fiscal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *