29/11/2019: Revisar el sistema de “Módulos” del IRPF

Toca ahora realizar una planificación con vistas al próximo ejercicio fiscal 2020. Vamos a chequear las consideraciones para ejercitar la RENUNCIA o la EXCLUSIÓN al método de ESTIMACIÓN OBJETIVA de los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En este sentido, los sujetos pasivos del IRPF- que desarrollen actividades económicas a las que sea de aplicación método de ESTIMACIÓN OBJETIVA, comúnmente conocido como de <<MÓDULOS>>, dispondrán a partir del próximo 1 de diciembre y hasta final de año, de la opción de ejercitar la RENUNCIA al método de determinación de su rendimiento.

La Renuncia al método de Estimación Objetiva supone la inclusión en la modalidad SIMPLIFICADA del método de ESTIMACIÓN DIRECTA si se cumplen los requisitos establecidos para esta modalidad, salvo que se renuncie al mismo y se pase a la modalidad NORMAL.

Por tanto, los contribuyentes podrán renunciar a su aplicación presentando el modelo 036 o 037 de declaración censal.

No obstante, también se entenderá efectuada la renuncia cuando se presente en el plazo reglamentario la autoliquidación correspondiente al PAGO FRACCIONADO del primer trimestre del año natural en que deba surtir efectos en la forma dispuesta para el método de ESTIMACIÓN DIRECTA (modelo 130).

Por otro lado, en Estimación Objetiva, los contribuyentes también pueden verse afectados por la EXCLUSIÓN a dicho régimen, siempre y cuando se supere el volumen de rendimientos íntegros o de compras en bienes y servicios fijados por la normativa del IRPF, cuando la actividad que se desarrolle quede fuera del ámbito de aplicación del IRPF o cuando se superen los límites establecidos en la Orden Ministerial de desarrollo de este régimen.

La Exclusión de este régimen de Estimación Objetiva, supondrá igualmente la inclusión en la modalidad Simplificada del régimen de Estimación Directa en los términos previstos para esta modalidad, salvo que a su vez se renuncie al mismo.

Tanto la Renuncia como Exclusión, supone la inclusión por un mínimo de 3 años en el ámbito de las modalidades de la Estimación Directa que le sea de aplicación. Además, supondrá que el contribuyente quede obligado a determinar las cuotas del IVA o IGIC en el Régimen General del mismo, si fuera sujeto pasivo sujeto y no exento en dicho impuesto indirecto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *